Ocurría en campaña electoral. El matrimonio Clinton cursaba una invitación al Monarca con motivo de su visita a New York, pero el olfato del Borbón le hacía tomar una decisión personal.

 

Los diplomáticos aconsejaron al Rey Felipe VI, con motivo de su viaje a New York en el mes de septiembre para realizar un discurso en las Naciones Unidas, que aceptase una invitación cursada por el matrimonio Clinton para asistir a un acto de la Fundación que preside Bill. Los argumentos de los diplomáticos españoles eran sencillos: Hillary vencería en las elecciones y la presencia de nuestro Rey en ese acto supondría un apoyo a Hillary Clinton, dos meses antes de las elecciones, y esto va a reforzar a España en un futuro en las importantes relaciones bilaterales entre nuestro país y Estados Unidos.

Leer el artículo completo de David Lozano publicado en esdiario el dia 16 de noviembre de 2016