Con frecuencia me han preguntado por qué desde 50&50 GL impulsamos liderazgos femeninos si trabajamos #PorUnMundo5050 en #Igualdad. Hay razones y hoy quiero detenerme en ellas.

Numerosos estudios han demostrado como las niñas siguen creciendo con más autoexigencia e inseguridad probablemente por la percepción de roles diferentes entre hombres y mujeres. Madres, abuelas, cuidadoras, maestras… en general su mayoría son percibidas como cuidadoras y más esforzadas. La investigación de Sciencie “Gender stereotypes about intellectual ability”, confirma cómo, a partir de los seis años, las niñas comienzan a subestimarse, a sentirse menos listas que los niños hasta el punto de que es a esa edad cuando atribuyen mayoritariamente a los chicos, y no a ellas mismas, los trabajos de “muy inteligentes”. Esta sería una causa de rechazo hacia las matemáticas y en consecuencia a las carreras STEM.

Por otro lado, no son pocas las mujeres que revelan el conocido “Síndrome del Impostor” cuando han aceptado en sus carreras profesionales puestos de responsabilidad. Temor a decepcionar por no sentirse seguras de estar a la altura, sentimiento de ser un fraude, una impostora. Aquí también hay datos que certifican como las mujeres reclaman promociones profesionales y salariales cinco veces menos que los hombres, dudan más al aceptar un cargo y hacen menos networking, lo que les genera menor visibilidad en las carreras y liderazgos.

Este es el dibujo: preocupante ausencia de niñas y mujeres en carreras STEM, en donde estarán las carreras del futuro y las mejor remuneradas; y no igualdad en los puestos de liderazgo.

Y ello, a pesar de que se está demostrando cuan generoso es el aporte femenino con inclusión y diversidad en términos productivos.

Así pues, desde 50&50 GL decidimos que debíamos emplearnos en dos tareas: visibilizar los liderazgos femeninos para generar más referentes y contribuir a formar a las líderes del futuro.

 

Con esta causa, volvemos con el Programa Jóvenes y Liderazgo #ChicasImparablesSummer* junto a @FundaciónCEOE, de la mano de @ESADE y sus profesoras y con el apoyo de Huawei, Indra y Banco Santander. Cursos de verano en Santander y Cádiz (el verano pasado fuimos a Barcelona y Madrid). Territorialidad para acercar las oportunidades a las jóvenes que quieren ser líderes con autoconfianza, en base a descubrir sus propias habilidades y desarrollar nuevas competencias, comenzando por tomar las riendas de sus vidas.