«¿Qué podemos hacer para ayudar a la chica violada por La Manada? ¡Lo está pasando fataaal!». La angustiosa llamada es de la presidenta de IWF (International Women Forum). En paralelo, Fedepe, la Federación de mujeres Ejecutivas y Directivas, nos propone un “apagón femenino en redes de una hora”, con la supresión de nuestras fotos, en protesta por el maltrato contra las mujeres. Las dos llamadas son de socorro y se producían hace unos días, en vísperas de este 25 de noviembre que hoy conmemoramos contra la violencia machista. Pretendidos aldabonazos desde las dos grandes asociaciones feministas de España que volvían a evidenciar que nada podemos hacer las mujeres solas, sin el respaldo de toda la sociedad para arrinconar a los depredadores sexuales y promover la educación de niños y niñas en equidad.

Leer todo el artículo en elpais.com